Primera Temporada | La lucha Social a travez de EEUU



¿Por qué comenmos en EEUU?

La influencia política y económica de Estados Unidos en el desarrollo del capitalismo a nivel mundial ha sido de un alto protagonismo desde principios del siglo XX, situándolo como una potencia económica y bélica que define en gran medida el orden geopolítico, con intervenciones militares directas o financiando las mismas de manera oficial o extraoficialmente para implantar Estados totalitarios o mantener pseudo democracias que obedezcan a sus intereses estratégicos para el control de regiones especificas, todo muchas veces bajo el burdo mando de la lucha contra el terrorismo y la supuesta defensa de la democracia.

En su desarrollo imperialista, el territorio de Estados Unidos ha sido escenario de todo tipo de luchas populares, entre las que podemos destacar las luchas contra la esclavitud, las luchas obreras de finales del siglo XIX,  ¿¿¿el apartheid?? y posteriormente la espectacular resistencia contra la globalización en Seatle. Más allá de estos sucesos históricos, creemos que se conoce muy poco de los procesos que se viven actualmente en las luchas sociales al interior de EEUU, y sobre todo en las particularidades de cada territorio. Por el contrario, la imagen que hoy caracteriza internacionalmente a la sociedad estadounidense, es la de una cultura consumista altamente individualizada, que convive con el constante temor al terrorismo “extranjero”, acrecentado después de los ataques del 11 de septiembre del 2001.

Lo que conoceremos en esta primera temporada

A través  de los contactos que se han establecido durante estos ultimos años con distintas activistas provenientes de Estados Unidos, logramos conocer  más sobre los proyectos y prácticas concretas que actualmente se están dando en diferentes dimensiones de la lucha social. Estamos hablando de una amplia gama de prácticas, entre las que podemos mencionar las relacionadas a la organización al interior del trabajo, las de los pueblos originarios, las luchas ambientalistas, los centros sociales autogestionados, las pugnas contra las cárceles, los proyectos propagandísticos y de comunicaciones, las luchas antirracistas, las ligadas a la solidaridad con lxs migrantes sin papeles, y por supuesto, las batallas de los feminismos.
Tambien hemos descubierto    los actuales debates que sdam al interior de estos espacios, y tenemos la inqiuetud de conocerlos en profundidad porque creemos que solo a través de la socializacion internacional del avance en las discusiones internas de nuestras luchas, podremos avanzar de una manera significativa, tomando todo lo bueno que producen nuestros proyectos al enfrentarlos a la realidad.  Así, la producción del conocimiento trasciende.  No es necesario que vayamos siempre a ciegas enfrentando a nuestros adversarios y dilemas, como ocurre con las contradicciones que se producen en el desarrollo de nuestras propuestas de organización y resistencia. Confiamos en que un avance de calidad es posible, al compartir asertivamente nuestras victorias y derrotas.

Cn este proyecto queremos abrir nuevas posibilidades para las comunicaciones internacionales, posibilitando que las luchas se conecten en sus puntos comunes a pesar de las distancias geográficas, idiomáticas y culturales. Sabemos que tenemos mucho que aprender de los pequeños y grandes avances de nuestras compañeras y compañeros en Estados Unidos.